Significado De Huraño

Significado

Huraño se le llama a las personas que son esquivas, que huyen de quienes le rodean y que son poco sociables.

Definición

La raíz etimológica de la palabra huraño deriva del latín foraneus que significa forastero o extraño, que deriva de fuera. En tiempos iniciales huraño significó forastero y evolucionó a arisco, como asociación a la actitud de los extranjeros.

Se dice de huraño aquella persona que rehúye de otras personas, que se muestra esquivo, huidizo, que rechaza las atenciones o muestras de cariño.

Curiosidades

Sinónimos de huraño

Por las descripciones dadas sobre el comportamiento de los huraños, fácilmente puedes hacerte una idea de cuales palabras podrían describir este comportamiento, sin embargo dejamos algunos sinónimos para tu instrucción.

  • Asocial: persona con un afuerte falta de motivación para interactuar socialmente, con preferencia por actividades solitarias.
  • Esquivo: dícese de la persona que rehúye del trato de la gente y rechaza toda muestra de cariño o atención.
  • Hosco: persona de carácter cerrado, desagradable que no gusta de relacionarse con otros.
  • Huidizo: persona o animal que huye a menudo para evitar el trato por timidez o recelo.
  • Insociable: que tiende a rehuir del trato social.
  • Intratable: persona difícil de tratar. Que no se le puede tratar.
  • Retraído: persona apocada, tímida o de muy poca comunicación
  • Gestudo: persona que suele tener gesto de enfado o disgusto en su rostro y expresión corporal.
  • Introvertido: persona con tendencia a cerrarse en sí mismo y que tiene dificultades para manifestar espontáneamente sus sentimientos y o pensamientos
  • Seco: persona brusca o de trato poco cariñoso.
  • Solitario: persona que gusta estar alejada de otras personas.
  • Misántropo: persona que odia a la gente.

Otros datos

Las personas hurañas actúan de forma contraria a aquellas que son agradables, simpáticos, que se sienten en confianza en un lugar o con las personas que le rodea.

Se tiene la idea de que las personas que son ermitañas, es decir, que viven aisladas en lugares deshabitados, son usualmente huraños, dado que no gustan de compartir con otras personas.

También las personas hurañas buscan excusas  para evitar el contacto con otras personas, son personas solitarias, gustan de estar aislados y se les cree antipáticos o asociables.

No se conoce de que exista una causa psicológica por la cual algunas personas tengan comportamiento huraño, más bien se cree que esta actitud deriva de la educación familiar individual.

Por otra parte, se considera que puede estar relacionado al entorno con el que se relaciona la persona, el cual puede hacérsele desagradables y opta por evitar el contacto.

También las actitudes hurañas son comúnmente adquiridas por los jóvenes en etapa adolescente. De igual forma, es una actitud adquirida por personas que han tenido experiencias desagradables o doloras con terceros, y se cierran.

Qué hacer si tus hijos son huraños

Los psicólogos explican que los niños que empiezan a desarrollarse con actitudes hurañas, deben ser socializados lo más posible, comenzando por incentivar las relaciones interpersonales familiares.

Involucrar a tu hijo en actividades con amigos cercanos, para posteriormente involucrarlo de forma progresiva en círculos sociales mas amplios, como fiestas de cumpleaños, fiestas en el colegio, etc.

La escolarización es importante, mientras más pequeño inicie tu hijo a relacionarse con otros niños será mucho mejor, y hará más fácil la tarea de relacionarlo con personas adultas.

También se recomienda, evitar los regaños en público, sobre todo si tienen que ver con los saludos sociales hacia terceros. Si tu hijo no saluda en público, explícale cuando lleguen a casa y de forma calmada, la importancia de saludar.

Recuerda que los niños están en formación, con paciencia e interés, tu hijo podrá adaptarse a su entorno, y sus personalidades van siendo moldeadas de la mejor manera.

Sin embargo, dicen los expertos, que los mayores de cuatro años, que nunca han sido huraños y empiezan a tener esa actitud, pueden están presentando algún problema que se debe prestar atención.

Que un niño decida no socializar con alguna persona específicamente o bruscamente se vuelva asocial es una señal de alarma antes distintos posibles hechos.

Presta atención al comportamiento de tus hijos, las frecuencias de sus rechazos y lo pegado que puedan estar contigo, incluso si desarrollan una fobia a asistir al colegio, y ponte en contacto con especialistas.

Significados relacionados

Nos gustaría mantenerle al día con notificaciones especiales.