Significado De Tiempo

La palabra tiempo es una dimensión física con la que se cuenta la duración o separación de sucesos. Al emplear el tiempo, como medida, se pueden ordenar los acontecimientos en secuencias de modo que se pueda establecer un pasado, un presente y un futuro.

Definición

La palabra tiempo proviene del latín tempus o temporis que indica tiempo, ocasión, momento o época. Esta raíz tempus puede ser incluso asociada al estado atmosférico de un momento determinado.

La raíz latina muestra una alternativa vocálica tempus/tempes de la cual se pueden obtener derivados como temporal, tempestad, contemporáneo, intespectivo, intemporal, atemperar, extemporáneo, entre otros.

Curiosidades

El estudioso Julius Pokorny especialista en lenguas celtas que este vocablo latino tempus/ tempes se haya relacionado con el vocablo tempus/temporis que significa sien del cual proviene la nomenclatura del hueso temporal en el cráneo.

Esta raíz del latín temp- suele ser relacionada con el vocablo tempus/temporis debido a su significado que figura extenderse, estirarse o expandirse, sin embargo Pokorny lo asocia exclusivamente a la noción extensión desde el plano temporal y no espacial.

Tipos de tomas del tiempo

  • Tiempo solar: es una medida del tiempo que se fundamenta en el movimiento aparente del Sol sobre el horizonte de lugar.
  • Tiempo sidéreo o tiempo sideral es el medido por el movimiento diurno aparente del equinoccio vernal, que se aproxima milimétricamente al movimiento de las estrellas.
  • Tiempo Universal coordinado o UTC es el estándar de tiempo universal por el cual los relojes del mundo se alinean.
  • Tiempo atómico o tiempo atómico internacional es un estándar atómico de altísima precisión que mide el tiempo propio de un cuerpo geoide con un reloj atómico.
  • Calendario: es una cuenta sistematizada del transcurso del tiempo, que se utiliza para la ordenación cronológica de las actividades.

Otros datos

Desde el punto explicativo de la física, el tiempo es la sucesión de eventos entre un punto t1 y tlo que permite fija el evento en esa fracción de tiempo pudiendo establecerse la clasificación de eventos en pasado, presente y futuro.

A su vez la mecánica clásica tiene su teoría sobre la conceptualización del tiempo desde su contexto, que lo concibe como una magnitud absoluta, lo que implica que es un escalar cuya medida es observable desde cualquier referencia por igual.

Por su parte la mecánica relativista explica que la medida de la duración del tiempo dependerá del punto referencial desde donde se sitúe el observador.

Acorde a la teoría de la relatividad, se fijan dos observadores con diferentes marcos referenciales, y dos sucesos (A y B) dentro de la categoría de eventos presentes, lo cuales pueden ser percibidos de forma simultánea.

Esta teoría presenta en su hipótesis  lo denominado como relación causal, donde no existe un tiempo único y absoluto para los observadores de los eventos en transcurso.

Asimismo la mecánica cuántica divide su trabajo entre dos teorías, la mecánica cuántica convencional trabaja con el supuesto del tiempo absoluto mientras que la mecánica cuántica relativista se maneja con la teoría de la relatividad.

La medición del tiempo

La ciencia que se encarga de determinar el orden temporal de los acontecimientos históricos se llama cronología. Por medio de esta ciencia se consigue datar los momentos de sucesión de los hechos.

La cronología divide el tiempo en lapsos breves para expresar los hechos y los Lapsos de mayor duración los identifica como procesos de modo que al graficarlos los momentos históricos son puntos y los procesos son segmentos.

La instrumentación para medir el tiempo desde la antigüedad está basada en la medición del movimiento, o de los cambios que sufre la materia a través del tiempo que es lo verdaderamente medible.

El origen de la medición del tiempo nace con la medición del desplazamiento (movimiento) de los astros, especialmente con el aparente movimiento del Sol, y posteriormente fueron apareciendo los instrumentos de medición.

Al desarrollarse la astronomía se pudo desarrollar el reloj de sol, las clepsidras (relojes de arena) y los cronómetros, y a medida que se perfeccionó la medida del tiempo así fueron evolucionando los relojes.

Eventualmente se dio origen al reloj atómico, el cual utiliza una frecuencia de resonancia atómica normal calibrado para contar 9.192.631.770 vibraciones del átomo de Cesio que equivale a un “tic”.

Significados relacionados

 

Nos gustaría mantenerle al día con notificaciones especiales.