Significado de Amor

El amor es un concepto abstracto que, como tal, tiene un significado complejo, ya que no se trata de algo tangible y su interpretación puede ser muy subjetiva.

Índice del Artículo

Ya desde la antigüedad, los filósofos han intentado determinar la definición de amor, existiendo numerosas ideas sobre el concepto. Pero también poetas, compositores y escritores han recurrido con frecuencia a esta temática, encontrándonos así con numerosas definiciones que intentaremos concretar en este artículo.

Definición de amor


La palabra amor proviene del latín amor, compuesto por el lexema am- de la raíz amare (verbo amar) y el sufijo -or (efecto o resultado). Algunas teorías relacionan el lexema am- con la raíz indoeuropea amma-, que significa mamá.

Definición de Amor

El concepto amor es universal y se considera exclusivo del ser humano. Aunque algunos animales puedan llegar a establecer vínculos con otros seres, no se considera que llegue a ser un sentimiento como el amor.

El significado de amor puede tomar diversas formas según la ideología, el contexto o la categoría de la palabra. Comúnmente, se entiende el amor como un sentimiento de gran afecto hacia otra persona, animal o cosa. Se trata de un sentimiento poderoso e intenso, que te vincula al objeto de amor, desarrollando lo que llamamos apego. El sentimiento de amor produce toda una serie de emociones, comportamientos, actitudes y experiencias relacionados en exclusiva con este sentimiento, pudiendo así categorizarse como tal y diferenciarse de otros sentimientos presentes en el ser humano.

Desde la filosofía, la definición de amor va más allá, resultando una idea todavía más abstracta. En este contexto, se considera una virtud del ser humano ligada al bien y contrapuesta a su antagonista, el mal. Es bondad, compasión y afecto, y es el motor que mueve todas las acciones desinteresadas dirigidas a hacer el bien.

Según el punto de vista de la ciencia, el amor puede ser el resultado de la evolución del instinto de supervivencia biológico, que llevaba a los seres humanos a mantenerse unidos para ser más fuertes y a reproducirse para conservar la especie. También se ha descubierto que el sentimiento de amor está relacionado con una serie de reacciones químicas en el cerebro muy particulares, así como variaciones en los niveles de algunas hormonas de nuestro organismo, que suelen desencadenar emociones placenteras e incluso adictivas.

La palabra amor empleada como adjetivo en lugar de sustantivo nos indica cualidades bondadosas y agradables del nombre al que acompaña. Por ejemplo, este niño es muy amoroso.

El significado de amor es, por tanto, muy amplio, por lo que solemos dividirlo en diferentes tipos para concretarlo. A continuación os mostramos los más populares.

Amor romántico


Habitualmente, cuando hablamos de amor solemos asociarlo con mayor frecuencia al amor romántico, ese sentimiento de atracción emocional, sexual y deseo de intimidad con otra persona.

Desde el campo de la psicología, Sternberg señaló tres componentes del amor romántico: intimidad (necesidad de acercamiento), pasión (deseo y atracción sexual y emocional) y compromiso (deseo de conservar el sentimiento de amor).

Amor incondicional


Se trata de un amor que no depende de lo que recibimos ni tiene en cuenta las consecuencias, se ama por encima de cualquier cosa.

Muchos autores lo consideran una decisión por parte de la persona de amar a la otra sin importar lo que haga o los defectos que tenga. No se trata de un amor ciego o platónico, ya que se es consciente de los imperfectos o errores del otro, pero se le ama de todas maneras.

Es el amor más común de padres a hijos.

Amor fraternal


El amor fraternal es el amor que nos habla del sentimiento de afecto único y especial que existe entre los hermanos. Es un amor basado en el reconocimiento de pertenecer a la misma familia, al mismo mundo, tener un origen común que nos hace estar en conexión.

Es un amor basado en la convivencia, el aprendizaje en la colaboración, la ayuda mutua y la generosidad.

Amor filial


El amor filial tiene que ver con el profundo sentimiento que sienten los hijos hacia sus padres. No se trata solo de afecto, sino de respeto, reconocimiento, seguridad y confianza.

El amor filial tiene un cierto componente de sumisión de los hijos hacia los padres, pero no una sumisión pasiva, sino fundada en el conocimiento de los derechos y deberes como hijos hacia sus progenitores.

Amor platónico


Se trata de un amor idealizado, ciego, que no se basa en la realidad. Es un tipo de amor muy común en los adolescentes o también es el tipo de amor que sienten muchos fans por sus ídolos, a los que ni siquiera conocen y de los que se forman una imagen totalmente idealizada.

El amor platónico también es llamado amor ciego porque no es capaz de ver los defectos y errores en el otro, el objeto de amor es el ser perfecto con las mejores y más buenas cualidades imaginables. Se trata por tanto de un amor basado en la fantasía, que suele disociarse del elemento sexual por considerarse inalcanzable. Se vive desde la distancia como un amor imposible.

Deja un comentario