Significado de fetiche

El significado de fetiche proviene del fetichismo, siendo este parte de las parafilias, las cuales consisten en la facilitación o excitación por el logro de un orgasmo erótico a través de una prenda de vestir, un objeto o alguna parte del cuerpo. Se puede considerar como una práctica inofensiva, a no ser que cause un problema o trastorno patológico en la persona que lo padezca.

Definición de fetiche

La palabra fetiche, se relaciona con objetos animados que atribuyen un poder superior o mágico, a los cuales se les da un significado y un aprecio exagerado más que el valor propio que posee.

Es una inclinación que las personas tienen, para ser atraídos sexualmente por algún motivo hacia una parte del cuerpo o hacia un elemento u objeto en particular que cause diversas complementaciones sexuales.

El fetiche mayormente se aprecia por su textura, ya que al tener contacto con la persona proporciona sensaciones extraordinarias, estas pueden venir por parte de muchas variables como, ropa de cualquier tipo, zapatos, talismán, perfumes, lencerías, los pies, cuero, cabellos, joyas e incluso algunas zonas íntimas.

Te recomendamos, que continúes leyendo los síntomas y causas del fetiche.

Síntomas de una persona fetichista

Algunos de estos síntomas específicos son:

  • Los fetiches no solo se limitan a ser objetos o artículos diseñados para estimular el área genital, también pueden depender del historial y el significado que el mismo tenga en cada persona.
  • El impulso sexual, la conducta o las fantasías, pueden provocar ciertos malestares o deterioros emocionales en la vida laboral y social de las personas que tienen este padecimiento, especialmente cuando la excitación sólo la pueden lograr con la presencia del fetiche.
  • Las fantasías sexuales extremas y repetitivas durante mucho tiempo, pueden impulsar a conductas donde el uso de objetos o fetiches sean una necesidad prioritaria.

Causas que provoca el fetiche

El fetiche puede originar situaciones determinadas por diversas causas, las cuales pueden desarrollar conductas como:

Baja autoestima y problemas psicológicos

Estos causan grandes dificultades en las personas para establecer con fluidez y confianza relaciones interpersonales.

Conocimiento sexual

Esto se relaciona directamente con diferentes experiencias, de humillación y castigos que se padecen desde la infancia por parte de los padres.

Traumas psicosexuales

Si la persona tuvo la mala experiencia por haber sufrido un abuso sexual en algún momento de su vida, puede llegar a adoptar conductas equivocadas que la conlleven a comportamientos hostiles y desajustar su desenvolvimiento sexual.

Conductas extravagantes

Este tipo de conductas si se hacen frecuentes, podrían generar sentimientos autodestructivos y afectar las relaciones entre las parejas, para esto se recomienda buscar ayuda especializada.

Deja un comentario

Nos gustaría mantenerle al día con notificaciones especiales.