Significado de hostil

El significado de la palabra hostil proviene del latín hostilis, que quiere decir “el enemigo”, el cual se refiere a una persona que tiene una actitud negativa, con un resentimiento y rencor marcado, en donde no teme demostrar su disgusto a los de su entorno.

Definición de hostil

La palabra hostil tiene una definición un tanto negativa, ya que se trata de una actitud despectiva y muy irritable. Esta palabra se utiliza como un adjetivo para calificar a las personas que tienen una conducta ofensiva y desagradable, en donde algunas recurren a la violencia y agresión.

El comportamiento hostil lo suele poseer la persona que cree que tiene la capacidad de llevarle la contraria a todo el mundo, en donde los valores como el amor, la amistad y la tolerancia no forman parte de su personalidad, haciéndola ser un individuo difícil de sobrellevar.

Esta conducta no solo la presentan los individuos, también se puede referir a los ambientes en donde se desarrollan las personas. Se torna hostil cuando el ambiente es pesado, molesto e incómodo y no permite que las personas hagan de buena forma su trabajo.

Características de un individuo hostil

Las características de un individuo hostil son:

  • Las personas que son hostiles suelen tener una actitud negativa y despectiva, que la demuestran muy fácilmente y resulta ser un problema para poder socializar.
  • Por lo general las personas hostiles suelen expresarse con tonos groseros y agresivos tratando de que las personas se intimiden con actitud tajante.
  • Algunas veces los individuos suelen tomar esa actitud hostil gracias al ambiente en donde se desarrollan, ya que si es un entorno en donde no hay tranquilidad y siempre se muestra tenso las personas no se sentirán a gusto y siempre estarán a la defensiva.
  • La mayoría de las personas hostiles suelen tomar esta actitud para poder ocultar sus miedos e inseguridades, ya que no se quieren mostrar débiles ante nadie.
  • No todas las personas son despectivas, algunas simplemente tienden a ser irónicas o antipáticas, sin caer en una actitud grosera.
  • Una característica muy común es que algunos no suelen controlar su ira, por lo que terminar ejerciendo la violencia como método de defensa.
  • Suelen ser personas desconfiadas, ya que piensan que ninguna persona es integra ni tiene buenas intenciones.
  • Suelen tener comportamientos involuntarios como el no estar conforme con nada generando así mala vibra en todo su entorno.

Deja un comentario

Nos gustaría mantenerle al día con notificaciones especiales.