Significado de solidaridad

El significado de solidaridad debe su origen al latín “solidus” cuya traducción al español es “solidaria(o)”, se encuentra clasificada dentro de las categorías de valores humanos universales, los cuales se caracterizan por ser un conjunto de normas aplicadas en la convivencia entre individuos para lograr una mejor sociedad.

¿Qué es la solidaridad?

La solidaridad es el apoyo o colaboración que se brinda de un ser a otro en circunstancias inesperadas, bien sea de forma material o sentimental.  Se puede decir que éste término viene generado por los sentimientos de una o varias personas, al querer ofrecer una ayuda sin esperar nada a cambio.

¿Cómo influye en nuestras vidas?

La situación actual que atraviesa el ser humano en su búsqueda inalcanzable por lograr una mejor calidad de vida por así decirlo, y dependiendo del punto de vista que se maneje (social, económico o político) ha generado una serie de eventos que exponen en muchos casos a sus ciudadanos a crisis sociales, de valores, guerras y desastres naturales, por lo que es común que nos ayudemos unos con otros en determinadas circunstancias.

Esa sensación de armonía y de paz que se origina partiendo de una simple ayuda que se ofrece al necesitado influye positivamente en nuestro ser, exponiendo lo que somos capaces de hacer cuando alguien nos necesite.

La solidaridad como un acto humano

La solidaridad conlleva al desarrollo social, como mencionamos anteriormente al brindar un beneficio a otra persona o comunidad implica una satisfacción y gratitud personal.

Cuando se habla de solidaridad se nos viene a la mente un grupo de personas ayudando a otras, bien sea el caso de enviar ropa, medicina y comida a un vecino país que este atravesando por un desastre natural, crisis económica o financiera, sin embargo, el ser humano por naturaleza tiende a ser solidario a través de lo que dicta su conciencia.

Un claro ejemplo de ello: cuando vemos a un niño abandonado en la calle, queremos brindarle la posibilidad de tener un bocado de alimento en su día, o al querer ayudar a una persona que presenta una condición de ciego al cruzar la calle, como también cuando recaudamos fondos para una operación médica de quien en su caso lo amerite.

Todos estos actos reconfortan y llenan de esperanzas a un individuo, en la medida de que se apliquen y por mas diminuto o simples que parezcan, se desarrollará una mejor calidad de vida y se crearán mejores sociedades.

Deja un comentario

Nos gustaría mantenerle al día con notificaciones especiales.